Cómo quitar el gotelé sin esfuerzo

Quitar el gotelé sin esfuerzo

Puede que una de las tendencias que han generado más reacciones en materia de estilo de paredes en viviendas u oficinas haya sido el gotelé. A día de hoy, aún son muchos quienes buscan formas rápidas y sencillas de eliminar el gotelé de la pared.

Ya sea raspando, cubriendo o acabando por llamar a profesionales, encontrar la manera ideal para quitar el gotelé sin esfuerzo es una demanda generalizada en muchos hogares y procesos de reforma.

Por eso, hoy te vamos a acercar a las técnicas más sencillas y efectivas, con las que sólo tendrás que armarte de paciencia para ver relucir tus paredes completamente lisas. No desesperes, es fácil y el resultado merece la pena. ¡Vamos a ello!

Preparativos antes de quitar el gotelé de la pared

Sea cual sea la técnica que se utilice para eliminar el gotelé y alisar la pared, hay unos preparativos comunes que se deben tener en cuenta si o si. Antes de comenzar a trabajar recuerda esto:

  • Cubre los marcos de ventanas y puertas con cinta de carrocero para no dañarlos al quitar el gotelé. Esto también incluye cualquier otro elemento fijado a las paredes, como interruptores.
  • Utiliza plásticos o telas viejas para cubrir los muebles de la habitación y evitar que se manchen y deterioren.

Además de esto, tendrás que hacerte con otros materiales en función del tipo de técnica por la que te decidas. En cualquier caso, si decides hacerlo tú mismo, el desembolso en materiales para eliminar el gotelé es reducido.

Si te resulta muy complicado quitar el gotelé de tu casa, puedes contactarnos para hacerlo nosotros por ti

Contáctanos

Primera opción: Quitar el gotelé aplicando pasta sobre la pared

La primera manera de quitar el gotelé sin esfuerzo y la más sencilla es alisar la pared cubriéndola con una pasta específica para este uso. Para ello, necesitarás lo siguiente:

  • Pasta para cubrir el gotelé: Normalmente se pueden encontrar en 2 variedades. En primer lugar, pasta en polvo; esta pasta debe mezclarse con agua tal y como indique el fabricante y se suele aplicar con espátula. Por otro lado, también hay pastas que ya están preparadas: en este caso suelen aplicarse con rodillo.
  • Rodillo para la pared en caso de que uses pasta lista para usar.
  • Espátula para alisar la pasta, sea cual sea el tipo de pasta que uses.

Una vez se ha conseguido el material, sólo queda ponerse manos a la obra para acabar con el gotelé de la pared.

Quitar el gotelé cubriéndolo con pasta para la pared paso a paso

Con todos los materiales preparados, estos son los pasos a seguir para cubrir las paredes con gotelé y que queden perfectamente lisas:

  1. Comienza por las zonas más altas de la pared, la esquina izquierda si eres diestro y la derecha si eres zurdo.
  2. Aplica la pasta con rodillo o espátula hasta extenderla por toda la superficie. Es importante en este primer paso buscar la máxima homogeneidad en el grosor de la capa de pasta. Cuando termines, deja reposar el tiempo indicado por el fabricante.
  3. Pasado este tiempo, comprueba que los bultos del gotelé se han cubierto por completo y, si no es así, será necesario dar otra capa.
  4. Una vez el gotelé esté tapado, viene el momento de alisar la pared. Esto se hace con la espátula, corrigiendo las imperfecciones que aparecen en la pasta.

Cuando la pared esté lisa y uniforme, además de completamente seca, se puede pintar la pared ya sin gotelé en su superficie.

Segunda opción: Raspar el gotelé para alisar la pared

Como era de esperar, si una opción para quitar el gotelé es cubrirlo, la otra será rasparlo. Esta técnica también resulta muy útil y es una forma relativamente fácil de quitar el gotelé. Los materiales que se necesitan son:

  • Pasta para quitar gotelé: Entre estas será necesario escoger la adecuada para cada tipo de gotelé, es decir, para quitar gotelé al temple o plástico.
  • Rasqueta
  • Lijadora orbital con lijas de distintos grosores

En este caso, el paso a paso a seguir es el siguiente:

  1. Cubre el suelo con plásticos o algún protector en donde pueda caer el gotelé
  2. Esparce el producto por la pared y espera el tiempo indicado por el fabricante.
  3. Rasca la pared para que se vaya cayendo el gotelé. Para ello, recuerda no apretar mucho y hacerlo en cada zona en distintas direcciones para que se desprenda más fácilmente.
  4. Una vez rascada, se debe lijar la pared utilizando los distintos grosores hasta que quede lisa y homogénea.
  5. Rellena los huecos o hendiduras que hayan podido aparecer al desprenderse el gotelé con masilla o pasta indicada para ello.

Recuerda que esta técnica, aunque permite quitar el gotelé sin esfuerzo y alisar la pared, no está indicada para el techo. Aunque no suele haber muchos techos con gotelé, si es tu caso siempre será preferible cubrirlo, mucho más sencillo en una superficie horizontal.

Truco: humedece la pared para rascar el gotelé sin esfuerzo

Si no quieres utilizar productos como las pastas para quitar gotelé, que son compuestos ácidos, recuerda que también puedes humedecer la pared intensamente con un rodillo y dejar que ablande el gotelé. Cuando esto haya sucedido, sólo habrá que continuar en el paso de rascar con la rasqueta.

Sin embargo, esta técnica sólo puede aplicarse con gotelé al temple, ya que el gotelé plástico repelerá la humedad y hará de aislante, impidiendo que se ablande.